EXPOSICIONES TEMPORALES GALERÍA PONS


(IN) CONEXO, de Klaudia González

(In)Conexo, una dispersión que nos lleva al absoluto y a la posibilidad de complementarlo. En esta exposición, Klaudia González presenta las piezas de un rompecabezas inconcluso, antes bien, uno que crece y se transforma: su propia mirada para recrear el mundo, que de igual modo crece y se transforma.

            (In) Conexo es parte de un discurso, la búsqueda de Klaudia por encontrar su propia voz que va redescubriéndose con los pasos trazados, los caminos cruzados, los laberintos de un mundo que pide la conexión con el arte y, paradójicamente, para desconectarse de una realidad vulnerable a los ojos del artista.


“Recuerdos”, de Benjamín Manzo

Benjamín Manzo Hernández nació en Ciudad de México en 1939. Realizó sus estudios primarios en una escuela pública de Tacubaya, cerca de la cual se encontraba el taller del pintor Ramón Alva de la Canal, discípulo de Diego Rivera. Entre el olor a pintura, la atmósfera de un taller de artista y las obras mismas de Alva de la Canal, Manzo decidió dedicarse al arte. En 1963 ingresó a la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”. El movimiento estudiantil de 1968 trajo como consecuencia inmediata, la línea de trabajo-estudio autogestiva, vinculada a las necesidades populares más urgentes, a diferencia de los ejercicios teóricos y caprichosos. Esto propició que en Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM, después de un largo proceso de lucha académico-política, se aprobara el Plan de Estudios de Autogobierno (Unidad Académica de los Talleres de Número). Benjamín Manzo fue maestro de dibujo en el Taller 5. El Autogobierno marcó definitivamente su percepción artística. A partir de entonces decidió ser artista con sentido humano y estableció sus principios como profesionista del arte, los cuales rigieron toda su vida.



“Trasmutaciones siderales”, de Ana Caballero

 Trasmutaciones siderales es la experimentación en el espacio que se transforma en universo personal y a la vez absoluto. La búsqueda de la voz propia que desde el interior trastoca la materia para darle vida en el arte. Ana Caballero se apropia de materiales industriales y cotidianos a través de sus sentidos y, al hacerlos suyos, los comparte con el espectador que se descubrirá entre reflejos, destellos y oscuridad.


“After”, de Víctor Mora

La denominación de la electrografía deriva de dos principios físicos: la electricidad y la luz, que se concretan en el comportamiento fotoconductor de algunos cuerpos, debido a la luminosidad y a la atracción que se provoca entre cuerpos diferentes por el efecto triboélectrico. Este proceso o procedimiento ocurre así: un original es iluminado fuertemente por la luz de una potente lámpara o flash. Las zonas blancas reflejan la luz casi totalmente, los negros la absorben sin reflejar y los grises o colores, dependiendo de su índice de reflexión, lo harán en mayor o menor intensidad. En ese momento se crea una imagen luminosa constituida por cargas eléctricas que es doble del original, y donde la imagen del papel se imprime con el calor o presión, para obtener la fotocopia o imagen final. Entonces, el Copy-Art nace como un producto entre el arte y la tecnología.

La propuesta de Víctor Mora en After… es hacer convivir el collage, el transfer y la intervención de tinta sobre el papel con la electrografía, para crear un discurso que si bien nos remite a un pasado, es la continuidad en el presente que antes fue futuro. After… es el después de un momento que se convierte en historia, una historia que se transforma en hoy. After… es reproducción y reinterpretación.


Entre Colores, Trazos y Sueños

Mamá me gusta el arte (léase con valor):

Es importante saber que cuando se habla de arte se habla de valor, se habla de poder, se habla de decisión, principios por las cuales un creador decide invertir su tiempo, su vida, su mundo en cuestiones creativas y sensibles; pero ¿de dónde proviene dicha decisión, dicho valor, dicho poder?

El arte es una cuestión inculcada que comienza en nuestros primeros pasos y tropiezos entre cajas de colores, crayolas y pinturas, pasos que de manera continua nos llevan a cuestionarnos sobre las posibilidades creativas de las herramientas artísticas. Mirar con inquietud la hoja blanca y querer, con el color, interrumpir su blancura.

Es en el hogar donde sucede este encuentro, padres que al entregar papel y colores no se dan cuenta que han acercado a su hijo a un nuevo mundo, el del arte, un encuentro que denominaremos “mágico”, esta magia con la que se descubre un nuevo lenguaje, mismo que nos permite imaginar, crear y observar nuevos mundos, personajes fantásticos, criaturas inexistentes, es decir, donde los sueños toman forma.

Está necesidad, pulsión  estética que al conocer un nuevo medio de expresión incita al individuo a compartir su visión personal del mundo, sus colores y sentimientos. Inquietud que sin duda alguna es gracias al acercamiento con las artes, cercanía con sus emociones, cercanía con la magia, cercanía con el valor.

Alfredo Santoyo Acosta


Pensamientos – Líneas, Manchas – Espíritus

Sobre la pintura de una rama florida
(Primavera precoz) del secretario Wang

¿Quién dice que la pintura debe parecerse a la realidad?
El que lo dice la mira con ojos sin entendimiento.
¿Quién dice que el poema debe tener un tema?
El que lo dice pierde la poesía del poema.
Pintura y poesía tienen el mismo fin:
Frescura límpida, arte más allá del arte.
Los gorriones de Pien Luen pían en el papel,
Las flores de Chao Ch’ang palpitan y huelen,
¿Pero qué son al lado de estos rollos,
Pensamientos-líneas, manchas-espíritus?
¡Quién hubiera pensado que un puntito rojo
Provocaría el estallido de una primavera.

Su Tung-p’o (Su Shih), traducción de Octavio Paz


“Santa Lucía: Una mirada a la muerte en el siglo XXI”, de Pilar Palacio



Te gustó? Comparte

0 comments on “EXPOSICIONES TEMPORALES GALERÍA PONS

Leave Comment